Ingreso a suscriptores
Correo electrónico
Contraseña
Olvidé mi contraseña Entrar
ContÁctenosUsted está en Inicio / Números anteriores / Volumen 12, Número 1 / Conjuntivitis molesta

Conjuntivitis molesta



¿Cómo calma usted esos ojos rojos?. La conjuntivitis tiene una cantidad de causas, pero por lo general se presentan con el mismo tipo de signos clínicos. Amy Hunkeler, DVM, DACVO, MBA, una especialista en Eye Care for Animals y conferencista reciente en CVC, le ayuda a usted a llegar hasta el fondo del asunto y suaviza la irritación de sus pacientes.

Sarah Wooten, DVM

Cuando a usted le llevan un animal con una conjuntiva eritematosa es probable que suceda una de tres cosas: una causa infecciosa, una causa no infecciosa o irritación mecánica.

Primero, una rápida revisión de la anatomía y función de los tejidos conjuntivales. La conjuntiva facilita el movimiento ocular y protege al ojo. Contiene a las células caliciformes, que producen mucina para las lágrimas y que proporcionan una función inmunológica al atraer a las inmunoglobulinas. La conjuntiva palpebral se encuentra adherida a los párpados superior e inferior; de otro modo el tejido conjuntival está libre para permitir la inflamación y movimiento. La conjuntiva se pliega sobre sí misma en tres zonas conocidas como fórnix.

Investigue la conjuntiva
En cuanto a las pruebas diagnósticas luego del examen físico, la Dra. Hunkeler es fanática de la citología conjuntival, pruebas cuantitativas y cualitativas de lágrimas, aspiración con aguja fina o biopsia de masas discretas y tinción de fluoresceína.

Causas no infecciosas: no eres tú, soy yo
La queratoconjuntivitis seca u ojo seco es la condición inflamatoria conjuntival no infecciosa número uno. Se piensa que sea una condición inmunomediada y frustra por igual a los especialistas que a los médicos generales, dice la Dra. Hunkeler. La glándula lagrimal es responsable de 60% de la producción de lágrimas y la membrana nictitante proporciona el otro 40%. Las glándulas de Meibonio secretan meibum y las células caliciformes dentro de la conjuntiva elaboran mucina; juntas, estas sustancias ayudan a evitar la evaporación de la película de lágrimas.

Al inicio de la enfermedad, la prueba de lágrimas de Schrimer mide de 10 a 12 mm/minuto. Los signos clínicos resultan de la afección aumentada, con el paciente mostrando una conjuntiva picada y descarga mucoide dice la Dra. Hunkeler. Estos pacientes tendrán con frecuencia un sobrecrecimiento bacteriano oportunista y, si la condición se deja sin tratar, habrá inflamación y malestar corneales.

En los casos de queratoconjuntivitis crónica, la evaporación de las lágrimas resulta en una película de lágrimas hiperosmolar e hipertónica, empeorando a la conjuntiva y a la córnea. La inflamación crónica conduce a una descarga mucoide gruesa, neovascularización corneal, engrosamiento corneal, melanosis corneal, dolor y pérdida de la visión.

El tratamiento médico consiste en lubricación y estimulantes de lágrimas. La ciclosporina y el tacrolimus funcionan bien por igual en perros que todavía tienen alguna función productora de lágrimas dice la Dra. Hunkeler; sin embargo, la educación al cliente es fundamental. Estos medicamentos tienen un largo inicio de acción, así que puede llevar varios meses para ver un aumento en la producción de lágrimas y el paciente debe recibir tratamiento de manera continua. Si el paciente no está controlado con ciclosporina a 0.2%, la Dra. Hunkeler aumenta la concentración. Ella ha sido capaz de controlar pacientes con queratoconjuntivitis seca refractaria con ciclosporina a 1% en presentación aceitosa o acuosa. Un nuevo medicamento, el pimecrolimus tal vez esté dentro de poco tiempo en pruebas clínicas.

En pacientes con queratoconjuntivitis seca, la lubricación es igual de importante. Si el paciente se encuentra dispuesto, la Dra. Hunkeler recomienda la aplicación tópica de un lubricante, cuatro a seis veces al día.  Las aplicaciones más importantes son justo antes de dejar sola a la mascota por cierto periodo de tiempo (tales como cuando el cliente se va a trabajar) y justo antes de irse a dormir. La Dra. Hunkeler también recomienda utilizar lubricante que contenga hialurónato de sodio, el cual ella dice que beneficia el elemento acuoso de las lágrimas y a las células caliciformes.

Si desea leer todo el artículo puede suscribirse ahora
o comprar la versión descargable en PDF

Busca un artículo

En este número
En todos los números

Buscar
Inicio | Mapa del sitio | Contacto
Veterinary Medicine en Español es una publicación editada y distribuida por
Revistas para la Industria S.A. de C.V. en México, Centroamérica y Sudamérica.

Veterinary Medicine es una publicación de Advanstar* VETERINAY HEALTHCARE
COMMUNICATIONS

Toda la publicidad, información y conceptos que se publican en Veterinary Medicine son responsabilidad absoluta de cada uno de los autores y firmas comerciales.

Copyright. Todos los derechos reservados | Ver políticas de uso | AVISO DE PRIVACIDAD
Atención a clientes:
Insurgentes Sur 605, Desp. 404-D. Col. Nápoles,
México D.F., C.P. 03810
Tel. 52 (55) 5659-8880, 52 (55) 5536-2100.
info@vetmedicineespanol.com.mx