Ingreso a suscriptores
Correo electrónico
Contraseña
Olvidé mi contraseña Entrar
ContÁctenosUsted está en Inicio / Número reciente / ¡Almacén que canta!
Volumen 13, número 5
Febrero 2020 - Marzo 2020
Volumen 13, Número 5

¡Almacén que canta!



Cada hogar y, todo hospital veterinario, almacenan muchas cosas. Reúnanse conmigo mientras ofrezco los mejores consejos que he visto que el personal veterinario aplica con el fin de almacenar cosas donde todo mundo pueda encontrarlas y deshacerse de cosas que usted ya no necesita.

Heather E. Lewis, AIA


En un número anterior expuse las razones por las cuales usted necesita organizar su hospital veterinario (no es tan solo para compulsivos de la limpieza) y los primeros pasos para limpiar el desorden. Esta vez, entro en detalle de cómo ese trabajo puede ayudarle a rediseñar tanto a las áreas del personal como de los clientes, por todo su consultorio veterinario.

Reconsidere su espacio

Su espacio no es exactamente un pizarrón en blanco, pero por lo menos usted no estará moviendo cosas de un sitio a otro, conforme hace algunos arreglos. Mientras que el minimalismo en medicina veterinaria no es gran cosa (y tal vez no lo sea debido a la cantidad de cosas que lleva a cabo todos los días) mi personal ha trabajado con varios veterinarios quienes conservan una visión serena, pacífica y libre de desorden para sus hospitales, que ellos diseñan y construyen. Aquí están mis consejos:

Cuelgue cosas, de ser posible, para conservar libre el piso.
Si el artículo puede colgarse desde arriba (tal como luces, mangueras de oxígeno o una bolsa IV) hágalo entonces. El piso permanecerá menos desordenado, habrá menos cosas que almacenar y todo será más limpiable.

Diseñe para un almacenamiento conveniente. No hay un consultorio que se sienta que tenga suficiente almacenamiento. Pero, como ya he delineado, mucho de lo que está almacenado no debería estarlo o se encuentra guardado por todos lados, ya que el hospital no está organizado. Una manera de evitar este problema es el de conservar un espacio conveniente. Siga los siguientes consejos:

> Utilice de preferencia gabinetes altos y accesibles que los bajos para almacenamiento primario. A nadie le gusta agacharse 200 veces al día para alcanzar cosas. Si usted emplea gabinetes bajos, use cajones en vez de puertas por conveniencia y acceso fácil (cuando yo visito hospitales, reviso el espacio del gabinete inferior y encuentra a menudo que no se le aprovecha debidamente). De manera alterna, hay carros para almacenamiento, que puede desplazar hacia donde lo requiera.
> Conserve los medicamentos libres de polvo y organizados en gabinetes de vidrio (las personas tienden a ser más descuidadas con los objetos resguardados detrás de puertas opacas).
> Coloque etiquetas nombrando lo que hay en los gabinetes. De este modo, todo tiene un espacio lógico.
> Coloque gabinetes en las salas de exámenes y estaciones de tratamiento de la misma manera.  Esto ayuda a que, por ejemplo, cualquier elemento del personal sepa dónde se encuentra la gasa en cada sala.

Busca un artículo

En este número
En todos los números

Buscar
Inicio | Mapa del sitio | Contacto
Veterinary Medicine en Español es una publicación editada y distribuida por
Revistas para la Industria S.A. de C.V. en México, Centroamérica y Sudamérica.

Veterinary Medicine es una publicación de Advanstar* VETERINAY HEALTHCARE
COMMUNICATIONS

Toda la publicidad, información y conceptos que se publican en Veterinary Medicine son responsabilidad absoluta de cada uno de los autores y firmas comerciales.

Copyright. Todos los derechos reservados | Ver políticas de uso | AVISO DE PRIVACIDAD
Atención a clientes:
Insurgentes Sur 605, Desp. 404-D. Col. Nápoles,
México D.F., C.P. 03810
Tel. 52 (55) 5659-8880, 52 (55) 5536-2100.
info@vetmedicineespanol.com.mx