Ingreso a suscriptores
Correo electrónico
Contraseña
Olvidé mi contraseña Entrar
ContÁctenosUsted está en Inicio / Números anteriores / Volumen 5, Número 3 / Cuando considerar aspergilosis en perros

Cuando considerar aspergilosis en perros

Artículo arbitrado

La aspergilosis sinonasal y diseminada -las dos presentaciones clásicas- son ocasionadas por diferentes especies de hongos Aspergillus. Aprenda a cómo manejar estas infecciones clínicamente distintas y encuentre como el pronóstico para los perros afectados difiere entre ambas.
Whitney Nelson, DVM, Audrey K. Cook, BVM&S, MRCVS, DACVIM, DECVIM-CA

Las especies de Aspergillus  son hongos saprófitos encontrados comúnmente en composta, establos y corrales. Se les describió por primera vez en el ambiente en 1729 y se les ha relacionado con enfermedades en mascotas desde 1829. A pesar de la naturaleza ubicua de estos microorganismos, solamente hay enfermedad en un pequeño porcentaje de los animales expuestos. En general, esta infección micótica en perros es de presentación sinonasal o diseminada. Las dos presentaciones son ocasionadas por diferentes especies de Aspergillus y resultan clínicamente distintas, ya que la aspergilosis sinonasal no conduce a infección diseminada y las infecciones solitarias más allá del pasaje nasal son poco usuales1.
En este artículo nosotros revisamos estas dos manifestaciones clínicas de la aspergilosis canina y exponemos el diagnóstico y tratamiento de los pacientes afectados.

ASPERGILOSIS SINONASAL
Aspergillus fumigatus es el aislamiento más prevalente en pacientes con enfermedad sinonasal, aunque la infección puede desarrollarse con otras especies incluyendo Aspergillus flavus, Aspergillus niger y Aspergillus nidulans 1. Aunque la severidad de la enfermedad varía, la mayoría de los perros con aspergilosis sinonasal tiene una notable destrucción de los cornetes nasales y de la mucosa. En casos graves, puede haber  destrucción de los huesos frontales con invasión hacia los tejidos blandos periorbitales y la penetración a través de la placa cribiforme en el sistema nervioso central.
A diferencia de la forma diseminada, la aspergilosis sinonasal canina se da en perros aparentemente inmunocompetentes. Sin embargo, se especula que una disfunción inmunológica de la mucosa predispone a ciertos perros a la infección1-3. Además los factores de virulencia del hongo pueden potenciar la infección al interferir con la limpieza mucociliar y la fagocitosis por parte de los macrófagos.
La aspergilosis sinonasal afecta principalmente a razas mesocefálicas y dolicocefálicas; los perros braquicefálicos pocas veces se ven afectados: gran parte de los perros con aspergilosis sinonasal son de jóvenes a edad mediana, con una edad promedio de 4.4 años (intervalo = 1.5 a 8 años). Esto es sustancialmente más joven, a una edad más temprana, que los perros con neoplasia nasal con una edad promedio de 9.5 años (intervalo = 4 a 12 años)4.

Signos clínicos
Los hallazgos clínicos relacionados con la aspergilosis sinonasal incluyen exudado nasal profuso, purulento a mucopurulento, malestar facial, despigmentación o ulceración de las narinas, estornudos y epixtasis1,2. Se cree que la despigmentación se debe a toxinas en el exudado y no se observa de manera rutinaria con otras causas de enfermedades nasales en perros (Figura 1)1. El exudado nasal en principio es unilateral, pero puede progresar al bilateral debido a la destrucción del tabique nasal. Otros signos incluyen menor apetito, letargia, estertores y respiración con la boca abierta. En casos avanzados puede haber exudado ocular y exoftalmos y, en nuestra experiencia clínica, la destrucción de la placa cribiforme puede resultar en signos de disfunción del lóbulo frontal. Durante las etapas iniciales de la enfermedad, el exudado puede ser intermitente o relacionarse seriamente con el estornudo.

Si desea leer todo el artículo puede suscribirse ahora
o comprar la versión descargable en PDF

Busca un artículo

En este número
En todos los números

Buscar
Inicio | Mapa del sitio | Contacto
Veterinary Medicine en Español es una publicación editada y distribuida por
Revistas para la Industria S.A. de C.V. en México, Centroamérica y Sudamérica.

Veterinary Medicine es una publicación de Advanstar* VETERINAY HEALTHCARE
COMMUNICATIONS

Toda la publicidad, información y conceptos que se publican en Veterinary Medicine son responsabilidad absoluta de cada uno de los autores y firmas comerciales.

Copyright. Todos los derechos reservados | Ver políticas de uso | AVISO DE PRIVACIDAD
Atención a clientes:
Insurgentes Sur 605, Desp. 404-D. Col. Nápoles,
México D.F., C.P. 03810
Tel. 52 (55) 5659-8880, 52 (55) 5543-1486, 52 (55) 5536-2100.
info@vetmedicineespanol.com.mx