Contáctanos Síguenos Veterinary Medicine Instagram
Suscríbete
Volumen 13, número 2
May / Jun 2019 . vol. 13 / núm. 2

Prepare sus listas de “por hacer” para pasar menos estrés

Con estos consejos encuentre un equilibrio entre sus responsabilidades del hogar y su consultorio veterinario.

Por



Con estos consejos encuentre un equilibrio entre sus responsabilidades del hogar y su consultorio veterinario.

Jessica Vogelsang, DVM

Encuentre una familia
Ser una madre que trabaja puede resultar muy aislante y en verdad es muy sencillo terminar en una burbuja, donde todos con los que interactúe dependan en algo de usted. El apoyo de personas que no necesitan algo de usted en lo absoluto, puede resultar invaluable en esos momentos en que usted se sienta agobiada por la presión. No importa si la familia a la cual pertenece se conforma por personas que viven la misma vida que usted, o gente con la que solo tiene en común su gusto por el vino tinto. La única parte obligatoria es que su familia debe estar ahí con apoyo incondicional.

Aproveche la tecnología
Estoy convencida de que la tecnología es la única razón por la cual consigo todo en estos días. Utilizo una app en la cual registro no solo mis tareas diarias, sino que también mi lista de compras con tan solo dictarlas. Cuando la actividad de robótica extraclases de mi hijo finaliza, y me doy cuenta de que no tendré tiempo de ir al supermercado, solicito que me lleven comestibles a domicilio, de modo que no pidamos pizza de nuevo. No es flojera, es eficiencia.

Elija los síes
Cuando mis hijos eran más chicos, sentía la presión de decirles que sí a todo lo que me pedían, para poder probar que era tan buena madre como veterinaria. Sí, sería la mamá del kínder. Sí, te cubro el domingo. Sí, hare pastelillos para el cumpleaños. Aun cuando estos actos nunca tuvieran reciprocidad.

Finalmente, decidí trazar una línea entre las tareas con las que era feliz haciendo, y rechazar cualquier otra cosa; en vez de continuar hundiéndome en un sentimiento intenso de resentimiento y una sensación siempre creciente de malestar cuando tenía que decir no.

Definir de manera proactiva sus límites es un cambio pequeño, pero fundamental, en vez de que otros la forcen a usted.

Crea una cuenta o inicia sesión para leer todo el contenido, ¡es gratis!