Ingreso a suscriptores
Correo electrónico
Contraseña
Olvidé mi contraseña Entrar
ContÁctenosUsted está en Inicio / Números anteriores / Volumen 9, Número 1 / Alimentación enteral en perros y gatos: Indicaciones, principios y técnicas

Alimentación enteral en perros y gatos: Indicaciones, principios y técnicas

ARTÍCULO



Kelly D. Mitchell, DVM, DVSc., DACVIM
   
Introducción y principios generales
Las sondas de alimentación enteral constituyen una herramienta fundamental en el suministro de apoyo nutricional en animales que no desean o pueden consumir suficientes calorías por si mismos1. El apoyo nutricional deberá considerarse para cualquier animal que ha estado anoréxico o ha tenido un consumo voluntario inadecuado de calorías por ≥ 3 días, ha perdido ≥ 10% de su peso corporal o manifiesta otros signos de desnutrición (por ejemplo, pelaje áspero, emaciación muscular, curación de heridas deficiente, hipoalbuminemia, linfopenia2. Deberá considerarse el apoyo nutricional en aquellos pacientes con condiciones predisponentes tales como vómito, diarrea o enfermedad hepática, antes del desarrollo de desnutrición evidente3. También se recomienda la colocación de sondas de alimentación preventivas en pacientes en quienes se espera anorexia parcial o total (por ejemplo, cirugía facial o de mandíbula, linfoma gastrointestinal felino, etc.) y que puede hacerse a menudo al momento de la anestesia general para procedimientos terapéuticos o diagnósticos.

Cuando las vías gastrointestinales son funcionales se prefiere la nutrición enteral a la parenteral, pues es más sencilla, más económica, tiene menos complicaciones y es más sólida desde el punto de vista fisiológico2,3. Como punto de inicio, los animales se suplementan por lo general con calorías equivalentes a su requerimiento de energía en reposo (RER) cada día (RER = (70 x peso corporal en kg)0.75)2. Se monitorean con cuidado el peso y la condición corporales, y la tolerancia a la alimentación parenteral para determinar si deberá modificarse el valor calórico del plan nutricional2. Se calcula el volumen de líquido disponible comercialmente (sondas nasoesofágica y de yeyunostomía) o dieta en lata (sondas de esofagostomía y gastronomía) por administrarse a diario. Las dietas en lata se licuan con el agua justa para facilitar el paso a través de la sonda. La densidad de energía (kcal/mL) del alimento licuado es igual a las kcal de la dieta sin alterar, dividida entre el volumen final (en mL). El volumen (mL/día) del alimento por administrarse por día es igual a RER (kcal/día) dividido entre la densidad de energía del alimento licuado (kcal/mL). Las dietas líquidas no necesitan diluirse por lo general, así que se administra a diario el volumen equivalente al RER del animal. Suponiendo que la alimentación enteral se tolera bien, los animales que han estado anoréxicos por más de tres a cinco días, deberán recibir una tercera parte de su RER el primer día, 2/3 de su RER al segundo día y todo su RER a partir del tercer día en adelante.

Si desea leer todo el artículo puede suscribirse ahora
o comprar la versión descargable en PDF

Busca un artículo

En este número
En todos los números

Buscar
Inicio | Mapa del sitio | Contacto
Veterinary Medicine en Español es una publicación editada y distribuida por
Revistas para la Industria S.A. de C.V. en México, Centroamérica y Sudamérica.

Veterinary Medicine es una publicación de Advanstar* VETERINAY HEALTHCARE
COMMUNICATIONS

Toda la publicidad, información y conceptos que se publican en Veterinary Medicine son responsabilidad absoluta de cada uno de los autores y firmas comerciales.

Copyright. Todos los derechos reservados | Ver políticas de uso | AVISO DE PRIVACIDAD
Atención a clientes:
Insurgentes Sur 605, Desp. 404-D. Col. Nápoles,
México D.F., C.P. 03810
Tel. 52 (55) 5659-8880, 52 (55) 5536-2100.
info@vetmedicineespanol.com.mx